• Mia

La respiración en el yoga y en la vida


"La respiración debe hacerse cada vez más silenciosa y suave, cada vez más lenta, permaneciendo siempre profunda. Que ninguna sacudida perturbe ni la espiración ni la inspiración. Bajo estas condiciones es como mejor se efectúan los intercambios gaseosos y pránicos"

De esta forma define André Van Lysebeth la respiración funcional en su libro “Pranayama. La dinámica del aliento", y así la describían los antiguos sabios de la India. De hecho, no faltaría añadir nada más salvo aclarar el concepto frecuentemente mal interpretado de respiración profunda. Sin embargo, nos hemos ido alejando tanto de este modelo de respiración que requiere ser revisado y actualizado.

Los hábitos alimenticios, la comida blanda y la respiración bucal han provocado

bocas pequeñas, dientes torcidos, caras alargadas, estrechamiento de las vías respiratorias...El estrés mantenido, el sedentarismo, la larga exposición a pantallas, la búsqueda de la comodidad a toda costa,…nos ha ido desconectando de la respiración natural y nos ha ido impulsando hacia una respiración bucal, a mayor volumen, más frecuente, más ruidosa y más superficial…todo lo contrario a la respiración funcional que aconsejaban los textos tradicionales.

Los avances que hemos ido alcanzando como sociedad nos han aportado múltiples ventajas, han mejorado nuestra calidad de vida y la han alargado. Sin embargo, en esta vida de abundancia y comodidades hemos ido perdiendo cada vez más la sabiduría natural, la que corresponde a los ciclos vitales, la que hace que nuestro cuerpo responda a la exposición a luz solar, al esfuerzo, al hambre, al frío, a la escasez. La era de la abundancia y las comodidades ha dormido la capacidad de adaptación de nuestro organismo a las circunstancias adversas y ha desprogramado valiosos mecanismos naturales.

El método Trika Kriya pretende despertar estos mecanismos de adaptación para recuperar la paz.

La mayoría damos por sentado que respiramos bien, dado que es un acto automático y suponemos que se regula correctamente. Pero, si ponemos atención… ¿Cómo respiramos cuando estamos en alerta? ¿Cuántas veces al día estamos en tensión? ¿Respiramos habitualmente por la boca? ¿Podemos realizar actividad física manteniendo la respiración nasal?¿Suspiramos y bostezamos muy a menudo?

Las respuestas a estas preguntas nos dan ya muchas pistas sobre si nuestra respiración es o no funcional.

La respiración es muy sensible a nuestro estado emocional, al estrés, a lo que pensamos…incluso está influenciada por lo que comemos. El estrés mantenido, las prisas y las agendas repletas, hacen que nuestra respiración vaya siguiendo este ritmo atropellado y acabe bailando a su son.

La propuesta que hacemos desde Trika Kriya Yoga es recuperar el dominio de la respiración, recuperar la lentitud, la suavidad y la profundidad (hacia la base de los pulmones) de la que nos hablaban los antiguos yoguis y hacer que sea esta la que marque el ritmo en nuestras vidas.

En el mundo del yoga se habla mucho de la respiración. En realidad, existe tanto misterio alrededor de las técnicas de Pranayama y tan poco estudio real sobre su fisiología y sus efectos que en raras ocasiones se propone un trabajo profundo desde las bases. Muy habitualmente la respiración en el yoga queda supeditada al trabajo corporal, al ritmo de los movimientos encadenados (vinyasas), promoviendo un modelo disfuncional donde la respiración vive inconsciente de sí misma y bailando al son de los estímulos externos.

La respiración es presencia, centro, es sentir la unión con el resto. La respiración debe marcar el ritmo.

Desde Trika Kriya Yoga hacemos un viaje desde las bases de la respiración funcional hasta las técnicas más avanzadas de Pranayama con ciencia y tradición de la mano con el objetivo de tocar la calma, la paz y el sosiego y poder descansar sobre nosotros mismos.

En próximos posts os explicamos con más detalle cómo hacemos este viaje!

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo